Animales que ante el confinamiento han vuelto a recorrer sus hábitats

Al parecer los animales silvestres son los más felices ante el confinamiento nacional que se está dando en este momento en todo Colombia por el COVID-19. Ahora bien, muchos colombianos han sido espectadores de animales como zarigüeyas, osos palmeros, y diferente especies de aves paseando a su alrededor.

Las zarigüeyas, son una de las especies que más han disfrutado la soledad de las calles, pues en muchas ocasiones son víctimas de seres humanos que las atacan por su aspecto y por ser confundidas con roedores, estos animales que ante el confinamiento han vuelto a pasear por las calles abarcan 19 géneros y 95 especies, de las cuales cerca de 30 se han reportado en nuestro país. Estos marsupiales se alimentan de plantas, insectos y pequeños vertebrados, y cumplen el rol de regenerar las zonas boscosas al esparcir semillas.

De otro lado, en Paz de Ariporo, municipio del Casanare, un oso palmero fue captado por las calles transitando de manera tranquila por las calles de un barrio del municipio. Este oso plamero  también llamado hormiguero gigante, caballo o tamandua, es uno de los mamíferos más distintivos de Sudamérica dado su tamaño, cola en forma de penacho y tres garras en forma de gancho.

Del mismo modo, en Antioquia territorio que había estado presentando problemas de urbanización y de suelo afectaban a animales como la guacamaya tricolor, el colibrí, el bichofué gritón, el gavilán caminero y la pigua; que hoy por hoy volvieron a aparecer adornando los territorios paisas.

Dejando de lado el temor que invade nuestro alrededor, hoy la naturaleza nos muestra otro lado de la situación, un nuevo escenario que se ha convertido en una oportunidad única para observar cómo evoluciona la fauna silvestre con la presencia del ser humano reducida al mínimo. Es momento que nos centremos en las cosas positivas que dejan las circunstancias; sal a la ventana escucha los pájaros cantar porque el confinamiento ha dado vía libre a los animales que tanto lo necesitaban.

Por: Luisa Arango – Comunicadora Social y Periodista (UPB)

Fuentes utilizadas:

Deja un comentario

Scroll al inicio