¿Cómo recuperarse de los incendios forestales?

Dentro de las emergencias ambientales que han surgido en medio de la pandemia, se encuentran los incendios forestales que se han presentado en zonas como la Sierra Nevada de Santa Marta, Valledupar, entre otros. Sin embargo, con los esfuerzos humanos se han podido aplacar de manera satisfactoria. Pero, ¿cómo recuperarse de los incendios forestales entonces?

Y es que dentro de las consecuencias que los incendios forestales dejan podemos mencionar: la pérdida de biodiversidad, la destrucción y degradación de recursos naturales, contaminación de aguas y aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera; pero existe un proceso que ayuda en la recuperación de un ecosistema que han sido degradado, dañado o destruido por el fuego.

Lo primero que se debe hacer para ejecutar este proceso es recolectar información de las agrupaciones vegetales afectadas, definir el ecosistema hacia el que se pretende reconducir; luego crear un inventario del área quemada, analizarla y finalmente ejecutar un plan, programa o proyecto de restauración para así llevar a cabo la ejecución de las acciones correspondientes.

Además, es importante para la recuperación de un incendio forestal darle tiempo a la recuperación del territorio. El bosque ya no es el mismo, por eso no hay que forzar su repoblación. Se dice que no se aconseja la restauración inmediata, es mejor ver cómo va poco a poco, observar cómo reacciona el suelo y si surge vegetación de manera espontánea en el terreno. Y no siempre es necesario intervenir porque hay especies que, como los pinos, que usan el fuego para rebrotar Restaurar un ecosistema consiste en devolver en el tiempo su estructura, composición, diversidad de especies y funcionamiento de la manera más cercana a su estado inicial.

La recuperación ecológica después de los incendios forestales ha comenzado a tomar relevancia actualmente, focalizándose en contrarrestar el desbalance hídrico originado después de un incendio, restauración hidrológica y su impacto en las poblaciones aguas abajo de la cuenca afectada.

Por: Luisa Arango – Comunicadora Social y Periodista (UPB)

Fuentes utilizadas:

Deja un comentario

Scroll al inicio