Condiciones hídricas de Colombia

Colombia es uno de los países con el mayor número de recursos hídricos en el mundo. En nuestro territorio se pueden encontrar seis tipos de aguas, ¿sabe cuáles son? Conócelas a continuación y descubre las condiciones hídricas de Colombia para que se sienta afortunado de la riqueza hídrica que hoy permite nuestra existencia.

Es importante iniciar mencionando que los tipos de agua que representan esa riqueza hídrica en el país son las aguas lluvias, aguas superficiales, aguas subterráneas, aguas termo minerales, aguas marinas y oceánicas y aguas de alimentación glacial. Las condiciones hídricas del país se ven representadas en la extensa red superficial de aguas que cubre al territorio colombiano, en las favorables condiciones que permiten el almacenamiento de aguas subterráneas y en la existencia de un importante número de cuerpos de agua como lagos, pantanos y enormes extensiones de humedales.

La oferta hídrica del país es seis veces superior a la oferta mundial y tres veces mayor que la de Latinoamérica. En Colombia existen varios centros hídricos como el Macizo Colombiano, El Nudo de los Pastos, La Sierra Nevada de Santa Marta, Cerro de Caramanta y El Páramo de Sumapaz; que rodeados de hermosa naturaleza se forman varios ríos y aumentan sus caudales con las aguas que provienen de sus afluentes.

Sin embargo, la humanidad tiene un reto muy importante y es la conservación de los mismos, puesto que pueden contaminarse por desechos que se depositan directamente en ellos o de forma indirecta cuando son arrastrados por la lluvia en las ciudades o el río en los campos del territorio; hay que señalar que cada año los ríos reciben 756.945 toneladas de desechos biodegradables y 918.670 toneladas de materia orgánica no biodegradable. Parte de la expansión ganadera y agrícola se hace a costa de desecar y eliminar humedales, además muchos municipios se han construido sobre las cuencas.

Aunque sea Colombia una potencia hídrica destacada actualmente, es de vital importancia que se empiecen a hacer consciente que las condiciones hídricas de la nación también dependen de nuestras acciones y de lo que hoy hagamos por el país y por el planeta. Comprometámonos a cuidar de ellas.

Por: Luisa Arango – Comunicadora Social y Periodista (UPB)

Fuentes utilizadas:

Deja un comentario

Scroll al inicio