La industrialización una afectación innegable para el medio ambiente

El desarrollo industrial resulta ser un fuerte impulso para la reactivación socioeconómica y mejoras en la calidad de vida de las personas en muchos de los países del mundo; sin embargo, la industrialización es una afectación innegable para el medio ambiente ya que la protección medioambiental normalmente no está incluida o no se lleva a cabo en los objetivos económicos y sociales de los países.

La expansión industrial ha alterado profundamente las comunidades, ya sea con la creación de nuevos bienes, la diversificación de los patrones de consumo, la introducción de nuevas necesidades, o la alteración de las estructuras económicas, sociales y políticas; es decir, el proceso de industrialización permea a todas las manifestaciones del sistema social.

La ocupación del espacio, la utilización de los recursos naturales y la generación de desechos y contaminantes promueve grandes consecuencias para el medio ambiente, puesto que los residuos de los procesos de fabricación, y los gases que estos emiten, afectan cada vez con mayor gravedad a la calidad del aire y del agua, entre muchos otros aspectos; así mismo, se puede mencionar los agotamientos de recursos producidos por el uso indiscriminado de los mismos para obtener los beneficios industriales que comúnmente se buscan.

Y es que el mundo se encuentra ante una situación dentro del sistema empresarial complejo, ya que se busca cumplir con los objetivos económicos incluso sin importar lo que la normatividad exige para el cuidado del medio ambiente; uno de los imperativos de la política ambiental es la existencia de un inventario exhaustivo de contaminantes totales generados por el sector industrial. Por tanto, se ha procurado estimar la importancia de las diferentes industrias a través de métodos indirectos.

Finalmente si los seres humanos no controlamos los efectos devastadores de los procesos industriales en el medio ambiente, las futuras generaciones serán víctimas de problemas graves como el desabastecimiento y un cambio climático radical, que podría amenazar la vida de los humanos y de cientos de especies.

Por: Luisa Arango – Comunicadora Social y Periodista

Fuentes utilizadas:

Deja un comentario

Scroll al inicio